fbpx

Bancada RN solicita a Siches remoción del Director del Servicio Nacional de Migraciones: su continuidad es insostenible

“Hacemos presente igualmente que si la situación migratoria llegase a empeorar por la mirada ideologizada del Director, como Ministra será igualmente responsable de ello, no pudiendo alegar que los actos del Director del Servicio Nacional de

Migraciones le son inimputables”, precisa el escrito enviado esta mañana a la Ministra del Interior.
La bancada de diputados de Renovación Nacional, encabezado por Andrés Longton y Sofía Cid, junto a los diputados Miguel Becker y Bernardo Berger, integrantes de la Comisión de Gobierno Interior oficiaron a la Ministra del Interior, Izkia Siches para solicitar la remoción del Director del Servicio Nacional de Migraciones, Luis Thayer.

Lo anterior, debido a la suspensión dispuesta por la Corte de Apelaciones de Concepción, por la demora del mismo en responder los oficios que el tribunal de alzada despachó con el objeto de reunir antecedentes de la situación que aquejaba a una ciudadana cubana y por la cual había recurrido por la vía de la acción de protección.

Para los parlamentarios, esta situación “es de extrema gravedad no solo por el perjuicio patrimonial que sufre el servicio por las multas de las cuales es objeto, sino especialmente porque el Director se permite omitir informes a un requerimiento judicial que tiene su origen en una acción constitucional que busca poner fin a una eventual vulneración de derechos fundamentales. Ahí radica la gravedad de una omisión que, a partir de su reiteración, eventualmente podría ser subsumible dentro de las figuras de desacato”, indica el oficio.

Los legisladores, aseguran que este no es el primer hecho en que el director de la entidad se aparta del marco legal. «En efecto, la circular Nº6 del Servicio ha sido objeto de requerimiento por parte de nuestra bancada, ya que en ella parece evidente el afán de imponer una agenda ideológica, lejana al mandato legislativo, que concibe la migración como un fenómeno que derriba las fronteras del Estado. Esto queda en evidencia de las declaraciones de don Luis Thayer tanto previas como posteriores al ejercicio del cargo de Director del Servicio Nacional de Migraciones, y explican en gran medida el explosivo aumento de los ingresos clandestinos y la pasividad en relación a ello”.

Además, lo que han venido reiterando los parlamentarios RN, especialmente, su jefe de bancada, es que el Ejecutivo no ha ejecutado las expulsiones por la vía administrativa, lo que se precisa y reitera en el oficio a Siches.

“Más aún, el Servicio ya no está expulsando por la vía administrativa, y las cifras que se exhiben tramposamente responden a expulsiones decretadas por la vía judicial. A ello se suma la insinuación de un proceso de regularización por parte del Director del Servicio Nacional de Migraciones que no hará más que seguir promoviendo ingresos que se han desbordado en el extremo norte de nuestro país, afectando la vida de millones de compatriotas”.

Para los parlamentarios, las declaraciones de Thayer de avanzar a la regularización por mecanismos legales de la gran masa de migrantes en la clandestinidad, ante la complejidad de expulsarlos “parece una bofetada a millones de chilenos y por cierto impone cuestiones que debiesen ser fruto de decisiones gubernamentales, por cierto con participación del Parlamento en tanto afectan a una serie de políticas públicas y consecuentemente al erario nacional”.

Por todo lo anterior, es que los diputados de RN ven que es insostenible la continuidad del actual director en su cargo.

“En este escenario, con gestos de desprecio a los otros dos poderes del Estado, la continuidad de Luis Thayer como Director del Servicio Nacional de Migraciones se hace insostenible. No hay confianza alguna de esta bancada, la más grande del Congreso Nacional, en relación al trabajo que está desempeñando el Director Nacional, y si bien en el diseño institucional chileno eso no importa su salida inmediata, cumplimos con comunicar a usted nuestra posición. Hacemos presente igualmente que si la situación migratoria llegase a empeorar por la mirada ideologizada del Director, como Ministra será igualmente responsable de ello, no pudiendo alegar que los actos del Director del Servicio Nacional de Migraciones le son inimputables”, concluye el oficio despachado a la Ministra Siches con fecha viernes 22 de julio.