fbpx
Cartas al Director

Queda mucho camino por recorrer y mucho qué definir. Pero el objetivo es uno solo.

El día de ayer se celebraron las primarias alcaldicias para el Pacto Unidad Constituyente, pacto al que pertenecen el PS, la DC, el PRSD, PPD, PRO y Ciudadanos. En esta, el precandidato Wittig derroto a la candidata Manzur por 493 votos contra 384, pero lo que más llama la atención de este resultado no es quién ganó, sino la baja participación para elegirlos. Si la gran crítica de la primaria electoral de noviembre fue la baja participación, ésta no puede pasar desapercibida, más allá de las denuncias de acarreo y coecho, que se dejaron entrever en RR.SS.
Las preguntas son las siguientes: ¿Por qué la Unidad Constituyente no se hizo parte de las primarias de noviembre, cuando todo estaba diseñado para hacerlo? ¿Se habrá apostado a no comparar votos de una coalición versus otra? ¿O simplemente, no se querían entremezclar con los otros candidatos que iban a primarias, considerando esta primaria como una elección de nichos?
Es difícil saberlo con certeza; lo único claro es, que esta estrategia comunicacionalmente no resultó. No solo por la desinformación de la ciudadanía, sino que también en la cantidad de votos escrutados, que en su totalidad no superó la votación de quién perdió la primaria alcaldicia en noviembre.
Queda mucho camino por recorrer y mucho qué definir.
Pero el objetivo es uno solo.
Atentamente Cristian Luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *