fbpx

LA TECNOLOGÍA DIGITAL HACE QUE LOS ADOLESCENTES TENGAN POCA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN

Psicólogo aclara las condiciones de los adolescentes frente a las medidas de aislamiento y/o cuarentena, debido a la pandemia.

¿Cómo afectan a los jóvenes las medidas implementadas durante la pandemia? Para obtener un panorama más afinado al respecto, entrevistamos a Moisés López Kappes; psicólogo especializado
en la convivencia escolar en adolescentes

COMUNAL DE VILLA ALEMANA.- ¿A groso modo, cuál es el perfil psicológico de los adolescentes en Chile?
Psic. Moisés LÓPEZ KAPPES.- Las nuevas generaciones poseen poca
tolerancia a las frustraciones. De hecho, desde el 2019 que la depresión
severa en ese grupo ha aumentado en un 23 %, con respecto a 5 o 6 años
atrás. Lo cual se ha visto incrementado ante las medidas de distanciamiento
físico, aislamiento o cuarentenas. Esto es debido, en mayor medida,
a la mediatez promovida por tecnologías como el internet; que pueden exponer masivamente información íntima o privada.
Lo cual puede llevar a un aumento exponencial de recibir o realizar «bullying», a través de las Redes Sociales (RRSS).

¿Cuál es el rol de los padres o los educadores al respecto?
La psicoeducación parental es muy importante. Eso sí, la sobreprotección
disminuye la tolerancia a las frustraciones. Un buen método de ayuda a los jóvenes es usar aplicaciones para control parental en celulares o smartphones.

¿Cómo se informan habitualmente los adolescentes?
La mayoría usa solo internet, dejando de lado los tradicionales como la televisión abierta. Además, poco se interesan por la información que tenga
alto valor agregado, prefiriendo los formatos de mensajería o audiovisuales; que sean cortos y sin mucho contenido.

¿Qué tipo de realidad se van formando la mayoría de los adolescentes?
Se quedan con lo más superficial. Quizás solo con el logo de algún evento o
hecho. Se va reemplazando la realidad cotidiana, de hechos importantes,
por una hipersensibilidad a la imagen, las formas o los sonidos; más que por el contenido.

¿En qué medida ha afectado a los adolescentes el encierro, aislamiento o cuarentena durante la pandemia?
Les ha costado adaptarse. Sobre todo, luego de 2 meses de encierro, las relaciones con sus cercanos o familiares, va siendo cada vez más difícil. Sucediéndose na serie de conflictos, sobre todo cuando los padres se ven colapsados por el teletrabajo. Lo cual los lleva a discutir con sus
hijos sobre los tiempos para el uso compartido de computadores, aparatos
digitales, del internet, etc.

¿Cómo reaccionaron con el aula virtual o las clases a distancia?
En un primer momento les costó asumirlos. De inmediato comenzaron a
distraerse, opinando masivamente del tema por las RRSS. Pero luego de
la tercera semana, comenzaron a adaptarse y a tomar en serio el asunto.
Sin embargo, existe una insatisfacción permanente, ya que por mucha tecnología que usen, necesitan del roce social.

¿Qué les espera a los jóvenes cuando vuelvan a clases en sus establecimientos?
Vendrá un segundo proceso de adaptación. Quizás más complejo que el ya
mencionado. Eso sin tener en cuenta que habrá un tremendo problema de
espacios físicos. Ya que, si antes de la pandemia cada sala de clases sobrepasaba sus capacidades, será mucho más complejo acomodarlos
con las medidas de distanciamiento físico.

¿De qué forma se buscará disminuir el estrés psicológico, al retornar a clases presenciales?
Cada establecimiento debería usar un protocolo de retorno a clases. Ya sea
presencial, a distancia o mixto. Dando énfasis, idealmente, a los aspectos
socioemocionales. De hecho, se habla de la modalidad «trabajo con bitácora
»; en que se evaluará, mediante una encuesta socioemocional, tanto a
los estudiantes como a su red de apoyo. Con el fin de implementar los «programas de convivencia escolar», enfocados en generar
estabilidad emocional a los alumnos y los «programas de integración escolar», dirigido a adaptar los materiales para todas las actividades docentes. Sin embargo, existirá una sobrecarga incalculable hacia los profesionales a cargo.

¿Qué pueden hacer los padres o alumnos, para que adaptarse mejor a
las condiciones actuales?
Mucho dependerá de la actitud. Lo que influye en la neuroplasticidad, o en la capacidad de adaptación a la adversidad; aumentando las posibilidades de solucionar los problemas.

Victor Küppers, doctor en humanidades y destacado positivista, lo resume
en la siguiente fórmula:
(C+H) *A. Donde C= Conocimiento;
H= Habilidad y
A= Actitud.
En todo caso, recomiendo los numerosos vídeos motivacionales realizados por él y que están en internet.

Acir Emadus. | aciremadus@panalmedia.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *