fbpx

Valoran la conciencia ambiental y alta participación de los quillotanos en campaña de reciclaje electrónico

Exitosa recolección de notebooks, tablets y teléfonos para recuperarlos y donarlos podría derivar en un convenio entre Entel y la Municipalidad

Durante tres días, un camión de la empresa Entel estuvo instalado en la Plaza de Quillota, recibiendo equipos electrónicos y teléfonos en desuso, que la comunidad quisiera donar, para que fueran recuperados y reacondicionados, con la intención posterior de ser entregados a personas que los puedan necesitar, especialmente estudiantes vulnerables.

La iniciativa se enmarca en la Campaña Nacional de Reciclaje Electrónico 2022, impulsada por la empresa Entel y la organización santiaguina Kyklos, que promueve la cultura ambiental entre diferentes comunidades. A Quillota, el programa llegó gracias a un contacto de la concejala Regina Brito Jeria y las posteriores gestiones del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad.

Gran cantidad de quillotanos se acercaron al vehículo para entregar sus equipos en desuso. Además, tuvo lugar una reunión entre la directora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Entel, Jimena del Valle Núñez, la alcaldesa (s) Paula Vásquez Henríquez, la concejala Regina Brito y el equipo del Departamento del Medio Ambiente de la Municipalidad de Quillota, con el objetivo de evaluar la experiencia y a la vez, proyectar un trabajo conjunto a futuro.

Esperan firmar convenio

Según explicó Margot Flores Correa, encargada de Educación Ambiental del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Quillota, “todo lo que se recicla, que son notebooks, tablets, torres de CPU, pantallas planas VGA, smartphones, se ocupan para reacondicionar aparatos, los cuales son donados principalmente a estudiantes que más lo necesitan, para que puedan tener una herramienta informática para poder continuar sus estudios. Además, este proyecto tiene la parte inclusiva, ya que ocupan para el desarme de las piezas a personas que tienen discapacidad cognitiva”.

La profesional explicó que aun no hay un balance en cifras del funcionamiento del programa de reciclaje electrónico en Quillota, ya que aquello dependerá del número de equipos que efectivamente puedan ser recuperados y redistribuidos, una vez que sean revisados e intervenidos por los técnicos de las empresas involucradas, sin embargo, tanto Margot Flores como la directora de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Entel valoraron la gran participación y cultura ambiental de los habitantes de Quillota durante los tres días de instalación del camión en la plaza. Jimena del Valle comentó que “la campaña ya viene recorriendo varias ciudades desde el norte y el feedback que tenemos de nuestro equipo que está en terreno con el camión es que (estaban) muy gratamente sorprendidos, porque la ciudad de Quillota estaba esperando al camión y en las primera horas, llegó mucha gente a dejar sus aparatos para donarlos. Así que gratamente sorprendidos”.

El éxito de la iniciativa en Quillota llevó a ambas partes a acordar un trabajo conjunto a futuro en materia de reciclaje y recuperación de equipos electrónicas, entre otras iniciativas ambientales, el que debería quedar oficializado mediante un convenio entre la Municipalidad de Quillota y Entel.

Según explicó Jimena del Valle, “con aquellos municipios que acogieron la campaña, (esperamos) poder seguir en el contacto de manejar estos residuos de manera adecuada, entonces nosotros nos comprometemos a dejar un buzón de reciclaje y poder gestionar todo lo que en ese buzón se recolecte, y después entregarle al Municipio los resultados que vaya teniendo. Hay que cerrar el convenio y nosotros podemos trasladar ya el buzón para que esté acá en la ciudad”.

Estos buzones de reciclaje electrónico se ubican en lugares de alta afluencia de personas o tiendas de Entel y consisten en receptáculos especiales para que la comunidad pueda entregar equipos telefónicos, accesorios y baterías en desuso, para su reciclaje o correcta eliminación -según corresponda-, evitando que se conviertan en chatarra electrónica y terminen contaminando el medio ambiente.