fbpx

7 cosas que hay que tener en cuenta al comprar la primera vivienda

Al comprar tu primera casa debes tener en consideración aspectos como su ubicación, superficie, baños y cocina, entre otras cosas.

Si estás pensando en comprar una casa, esta lista puede ayudarte a iniciar tu búsqueda con buen pie.

Aunque el número de habitaciones, el estado de la cocina y el tamaño del patio son importantes, hay otros factores en los que debes pensar antes de hacer una oferta y mudarte. Esto es lo que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una casa.

1. La ubicación

Puedes cambiar casi todo lo demás, pero no puedes cambiar la ubicación de tu casa. Así que cuando vayas a buscar casa, ten en cuenta la proximidad a tu trabajo, la ubicación de la casa en el terreno, la facilidad de acceso, el ruido de los vecinos y el tráfico. Piensa también en el acceso a parques, tiendas, colegios y transporte público.

Aquí, puedes buscar casas para comprar o arrendar según su ubicación.

2. La seguridad y vecinos

Asegúrate de que el barrio, y no sólo la casa, cumpla con tus expectativas. Para investigar un barrio, conduce durante tus días laborables y los fines de semana, durante el día y la noche. ¿Son las casas del barrio de tamaño y características similares? ¿Los vecinos mantienen los patios limpios y ordenados, o hay coches viejos y basura por ahí? ¿Es el barrio lo suficientemente seguro para que la gente camine, corra o vaya en bicicleta?

3. El tamaño de la vivienda

Evita dejarte seducir por una casa muy grande o una casa con una característica única, como una sauna, si nunca vas a utilizar el espacio. Determina el tamaño adecuado de la casa para ti antes de buscar una e intenta ceñirte lo más posible a ello.

Recuerda que, aunque los metros cuadrados adicionales pueden proporcionarte la sala de manualidades, el gimnasio en casa o la sala de cine que siempre has deseado, también tendrás que pagar facturas de energía y dinero para más muebles.

4. Los dormitorios y los baños

Decide cuántos dormitorios y cuartos de baño necesitas y mira sólo las viviendas que cumplan tus criterios. Sería una pena enamorarse de una casa de campo acogedora y con encanto que no es lo suficientemente grande.

Piensa en quién vivirá en su casa ahora y quién podría hacerlo en el futuro. Si existe la posibilidad de que tengas hijos, acojas a familiares o encuentres compañeros de piso, tenlo en cuenta a la hora de calcular los dormitorios y los baños.

5. La cocina

Si la cocina es el corazón de tu casa, no te conformes con una que no te guste. La remodelación de la cocina puede ser costosa y llevar mucho tiempo.

Sin duda, muchas personas prefieren ir por la vía de la remodelación para conseguir exactamente lo que quieren, pero si la casa ya está por encima de tu presupuesto, eso puede significar que tendrás que esperar mucho tiempo para tener la cocina de tus sueños.

6. Los armarios y el almacenamiento

Las casas antiguas suelen tener armarios pequeños y poco espacio de almacenamiento en general. Por lo tanto, si tienes mucho equipo deportivo, material de manualidades, ropa fuera de temporada y decoraciones navideñas, asegúrate de ver dónde puedes guardar todo ello mientras buscas casa.

Dado que las casas más nuevas suelen tener un amplio espacio de almacenamiento, es posible que quieras empezar por mirar sólo esas.

7. Las ventanas y la iluminación

Comprueba las vistas desde las ventanas y la cantidad de luz natural que dejan entrar. especialmente en los espacios habitables en los que pasarás la mayor parte de las horas de luz.

Además, fíjate en los puntos en los que hay aparatos de luz y enchufes incorporados en cada habitación. Siempre puedes añadir iluminación artificial y tomas de corriente más adelante, pero es bueno tenerlo en cuenta cuando te mudes.