fbpx

Clásico del teatro chileno tendrá función gratuita para secundarios en Sala Negra

Una función gratuita para estudiantes de tercero y cuarto medio ha programado la Escuela de Teatro de la Universidad de Valparaíso, con el clásico del teatro chileno “Ánimas de día claro”, que se presentará este viernes 1 de julio, a las 12 horas, en la Sala Negra, ubicada en Avenida Brasil 1647, Valparaíso. Inscripciones en extensión.teatro@uv.cl

La obra es dirigida por Mauricio Daille e interpretada por dos estudiantes de la Escuela de Teatro UV Taypi Mollo y Lucía Mundaca, junto a los titulados de la misma Francisca Pérez y Mauricio Villacura, contando además con el trabajo de la diseñadora Natalia Ábrigo.

El clásico del destacado dramaturgo chileno Alejandro Sieveking pone en escena a tres hermanas muertas que aún penan en una casona de campo donde solían habitar. Gracias a Eulogio, un joven e inocente pueblerino que se acerca con la intención de comprar la casa, cada una de ellas logra materializar los anhelos reprimidos, excepto Bertina.

Ella siempre quiso dar un beso a un enamorado, pero no podía porque el lunar en la punta de su nariz volvía turnios a sus novios. Cuando por fin logra besar al visitante, ya no desea irse, pues se ha enamorado y, con ello, ha engendrado un nuevo deseo que la sujeta a tierra.

Christopher Ortega, coordinador de la Sala Negra UV explica que “desde la Escuela de Teatro de la Universidad de Valparaíso estamos organizando esta función especial dirigida a estudiantes de tercer y cuarto año medio con una obra del repertorio clásico del teatro chileno que nos va a permitir acercarnos a estas audiencias más jóvenes que tengan interés en el teatro”.

“Al final de la jornada vamos a tener una jornada de mediación con un conversatorio para conocer sus reacciones y sus inquietudes frente a esta disciplina artística. Desde ya todos los estudiantes de tercer y cuarto año medio están invitados a esta función, totalmente gratuita”, agregó.

Mauricio Daille, director y titulado de la Escuela, señala que “trabajar con Alejandro Sieveking y su dramaturgia es un gran honor. Creemos que habla directamente del ser chileno, nuestra idiosincrasia, y es necesario que los estudiantes secundarios conozcan a estos autores nacionales tan importantes para la dramaturgia y el teatro”.

Francisca Pérez, actriz del elenco comenta que “el desafío es tomar esta obra, que tiene sus años, y adaptarla al presente sin que pierda su esencia”. En tanto, Taypi Mollo, intérprete y estudiante de Teatro UV señala que “esta es una obra familiar y dinámica, tiene varios aspectos que se relacionan con creencias populares de este territorio, leyendas y saberes antiguos”.

La diseñadora y maquillista Natalia Ábrigo cuenta que se basó “en una frase que aparece en la obra: plantar damascos grandes y melones chicos. El damasco me llevó a colores diversos, anaranjados contrapuestos con azul, verdes agua, harta textura, estampados en la ropa, visillos translúcidos, para dar a la escenografía un aspecto de volatilidad y ligereza.”