fbpx

#Esval avanza en construcción de estanque de agua potable que reforzará el servicio para más de 3.700 hogares de #Putaendo

El proyecto tiene una inversión que bordea los $ 520 millones y permitirá respaldar el suministro en la comuna hasta el 2030. Se estima que la obra finalice en diciembre, para entrar en operación durante la próxima temporada estival.

En la etapa final de construcción se encuentra el nuevo estanque de agua potable en El Llano, Putaendo, obra que ejecuta Esval con una inversión que supera los $520 millones. El objetivo de esta iniciativa, que beneficiará a más de 3.700 familias, es respaldar el suministro de agua potable y optimizar el servicio para toda la zona urbana de la comuna.

“Este estanque de agua se enmarca en nuestro plan de desarrollo, que busca aumentar la capacidad de acumulación de agua potable, robusteciendo nuestra infraestructura en el sector. Además, nos permite responder adecuadamente a la demanda proyectada que existe en esta zona para los próximos años, acompañando el crecimiento que ha tenido la comuna”, explicó el subgerente zonal de Esval, Rodrigo Lastra.

El ejecutivo recorrió las obras -que presentan un 75% de avance- junto al alcalde de Putaendo, Mauricio Quiroz, dirigentes y vecinos. “Podremos disponer de más agua para los habitantes y contar con un sistema más eficiente, ante la grave sequía que atravesamos”, destacó la primera autoridad comunal.

La nueva infraestructura permitirá también optimizar el suministro en la zona, las obras apuntan a la proyección de la demanda hasta el año 2030. El presidente de la junta de vecinos de cerro El Llano, Fernando Irarrázaval, señaló que “es una obra muy importante ya que toda esta zona se verá beneficiada, mejorando nuestra calidad de vida. Actualmente hay sectores que requieren más presión y el agua es escasa por la sequía, por lo que el estanque mejorará aquello. Estamos muy agradecidos porque el agua es fundamental para nuestro día a día”.

Detalles de la obra

 El proyecto considera la construcción de un estanque semienterrado de hormigón armado, con capacidad de 750 mil litros, además de la instalación de cerca de 200 metros de tuberías, la ejecución de 6 cámaras de válvulas e interconexiones hidráulicas.

 

Se estima que las obras finalicen en diciembre del presente año, con el objetivo de que el nuevo estanque entre en operación durante la temporada estival 2023.