fbpx

Esval robustece sistema productivo del Tranque La Luz beneficiando a 15 mil hogares de Placilla de Peñuelas

Inversión supera los $400 millones y permitirá optimizar la operación de la planta, asegurando la continuidad del suministro en el sector. Reserva hídrica registra cerca de 4 millones de m3 embalsados, lo que representa un 72% de su capacidad.

Con el objetivo de garantizar la calidad del servicio a más de 15 mil hogares de Placilla de Peñuelas y Curauma, Esval iniciará un proyecto para robustecer su sistema productivo de agua potable del Tranque La Luz, iniciativa que tiene una inversión que supera los $400 millones.

“Este proyecto permitirá optimizar la operación de nuestra planta, incorporando tres nuevos módulos de tratamiento para sortear eventos de turbiedad que se generan en el embalse, principalmente a raíz de las lluvias, y asegurar con ello la continuidad del suministro en el sector”, explicó el subgerente zonal de Esval, Alejandro Pérez.

Actualmente, gracias a las reservas de la sanitaria y el aporte de las precipitaciones del invierno, el tranque no está siendo utilizado para la producción de agua potable. Esto ha hecho posible que, a la fecha, acumule cerca de 4 millones de m3, lo que representa un 72% de su capacidad total.

Para la instalación de la nueva infraestructura, Esval pidió autorización para la tala de algunos eucaliptus ubicados en la ribera y presentó un plan de manejo ya aprobado por Conaf. Además, voluntariamente y en coordinación con la Delegación Municipal de Placilla, se plantarán especies de bosque nativo en el entorno del embalse.

Otros proyectos

Por otro lado, Esval continúa desarrollando un programa de conservación en el ecosistema del tranque La Luz, tras la instalación de biorrollos que han permitido proteger al “Sapito de cuatro ojos” (ejemplar en categoría de conservación casi amenazada en nuestro país), junto con favorecer el cuidado y crecimiento de especies vegetales, como juncos y totoras.

Además, la sanitaria está trabajando en un futuro proyecto que permitirá conducir agua potable directamente desde Valparaíso hacia gran parte de Placilla de Peñuelas. De esta forma, el tranque La Luz pasará a ser un embalse de respaldo, disminuyendo gradualmente su uso.